Soy yo

Igual que los dragones, podemos arrojar por la boca demasiado.
Igual que la garra de un oso, con las manos podemos destrozar demasiado.
Igual que la piel de un camaleón, podemos cambiar demasiado.
Igual que un elefante, podemos recordar demasiado.
Igual que una plaga de insectos, podemos consumir demasiado.
Igual que un virus, podemos atacar demasiado.
Igual que los lobos, podemos llorar demasiado.
Igual que una araña, podemos envenenar demasiado.



La cosa es... que somos humanos... y pensamos.












Y también sentimos.





Disculpa... siento mucho y pienso poco. Procuraré combinar ambas habilidades.



Mi hermano y yo

Tu ausencia irreal

Imaginare que estamos en otro mundo, uno más grande que el nuestro, donde la fuerza de atracción es más fuerte que aquí, donde te gusto todavía más, donde aunque parezca imposible, muero aún más por ti.

Cambiaré las reglas aún más: ese mundo es más grande y existe una población más grande… la posibilidad de volvernos a encontrar era más pequeña… y aún así lo hicimos. Me paro frente a ti, estas junto a mi y pareciera que ese mundo imaginario está entre nosotros al darnos la vuelta y decir "hasta luego".

Quiero aprender a viajar a hipervelocidad y reducir tantos años luz. Quiero aprender a bailar y poder danzar hasta un blues. Quiero tomar tu mano y besar tus labios y hacerte el amor.

¿Qué tal que despiertas y me miras? mira, esto se llama sonrisa.

¿Y si reinventamos los parámetros de la felicidad y la volvemos más fácil?

Pero esta vez cuando me sonrías... hazlo sintiéndolo de verdad.

Victoria sobre el deseo...

Miro dentro de tus ojos mientras tu cuerpo se balancea lentamente al compás del sonido de un vals en mi cabeza. Tus movimientos suaves y ligeros me hipnotizan, súbitamente me percibes y miras, atiendes a mis ojos y me atrapas, detienes mi respiración, mi corazón entra en confusión y no sabe latir bajo tanta presión.

La vida vuelve a mi cuando las comisuras de tus labios comienzan a elevarse y forman una pequeña y sincera sonrisa, mi torrente sanguineo infla mi alma que acababa de perder la consciencia. Mi cabeza va rodando colina abajo, a pesar de la gran picada que forma el camino, parte de mi va rodando lenta y cruelmente... yo aquí atado a ti, espero el momento en que decidas llevarme hacia ella o finalmente tengas piedad y liberes la seda que ata mis manos para poder buscar el resto de mi que hace no solo hace que mi corazón esté al mando, sino que tropiece y tropiece.

Éste es un hermoso sueño del que quiero despertar para ver la realidad, tan cruda como suele ser. Quiero que me diga lo acertado que estaba, que la fantasía esta basada en la realidad y le gusta coquetear con la posibilidad hasta que ésta la domina con un beso.

Sé que descubrí en ti esa pieza que alerta a todo tu ser, ese tesoro que tan celosamente ocultas. Seguro piensas que no lo merezco... no lo pienses, siéntelo, reconoce el sentimiento, deja que ese escalofrío en tu espina sea la pista que buscas y no una molestia... abre los ojos, mira hacia arriba, el Sol no se irá, ahí está, iluminando lo que por siglos has deseado.

... y deseo la victoria.

Suave poesía anaranjada

Quiero poseerte en mi mente tanto como lo haría en mi cama,
quiero robarme tus labios al igual que tu alma,
quiero tomar tus manos y también tus ganas,
quiero fundirme con tu ser entre nuestras antiguas flamas.

Hay un templo construido en lo alto de aquella colina, ahí donde colocaron una exquisita figura, el mármol frío formaba sus curvas como el cabello su finura. Su mirada fija e inmortal queda grabada sobre la piedra donde se escriben los sueños de amor y cada detalle inmoral.

Estas son las horas en que pienso y recuerdo... pienso y solo siento, la cama vacía y llena con tu recuerdo... el recuerdo que nunca llegó y que nunca estuvo. Dulce vino en tu lengua que se fugó con el viento... con el tiempo. 

Ya es Marzo y no solo los árboles pierden sus hojas... mi barba sigue saliendo y la tierra se sigue moviendo.

Mira tu foto, ahí está tranquila, coqueta e inmóvil... sonriente e impaciente, mirando y deseando. Yo aquí... tan estúpidamente inmóvil como aquel día en que no te lo dije.

Estuviste a un lado de mi piel, juntito a mis sueños, recargada en la pared de mi cráneo y yo no te abrí la puerta de mi consciencia, no miré con los dedos, no sentí con mis ojos... no te hablé con mis labios ni te besé con mi voz.

Me han torturado un par de muelas del juicio y las he perdido, he sentido el malestar de algunos golpes de la vida en las espinillas... y han sanado, he sufrido varias penas propias y ajenas... y han pasado. Tú me dueles... y ya te has ido.

Dulce sirena... bello marfil, amanecer dorado, intenso rubi. Sonríele y luce bella para él... que bien supo aventurarse a enamorarse de tu dulce miel. Guarda en tu vientre su semilla fiel, sueña y camina... se fuerte junto a él.

Para mi no te llamas Ana. Unicamente el corazón sabe. Lo sé. Instintivamente sabrás que eres tú. Nadie encaja mejor que tú. Alguna vez deseé que detuvieras tus pasos... pero no. De mi propiedad no es tu voluntad, escucha como te grita la Luna: ¡ANDA, sigue tu camino!


Stairway to heaven

Entre tanta ropa elegiría el chaleco negro... no fallaba, duró lo que tenía que durar.

Acurrucado con una guitarra en las manos, pidiéndole que empiece a cantar mientras miro el cielo lleno de estrellas y una lágrima empieza a rodar río abajo.

Nos bañamos en aquel lago de azules paneles cuadriculados, te mojé y me mojaste... terminamos mojados y juntos, atrevidos y más enamorados.

Me desnudo frente a lo suelto de tu cabello. Mi espalda lisa invadida por tus manos suaves. Mis manos quitando tus prendas. Las olas suaves ya son marea alta. Los besos tiernos no son bienvenidos, las caricias   ya son precisas dirigidas por los puntos cardinales que guían los sentidos. Pioneros en los polos del universo, paralelos y juntos lo logramos.

El Sol comenzaba a cansarse y el cigarro se le adelantaba, la luz siempre viva te marcaba, la sombra en tus curvas jugaba... el lápiz latía en mi mano, mis pupilas transpiraban frío mientras con las manos pavimentaba el espacio blanco y vacío.

Al cerrar los ojos y abrir los oídos... respirar tu fragancia y besar tu cabello. Rosar tus brazos y enredarme en tus muslos. Dulce tortura si duermes conmigo. Terrible nostalgia cuando despierto y no estoy contigo.

Y la única frase que sonaba y hacía eco en mi cabeza hueca era : "Dios... es hermosa".


Cirro.

Andas distante y fresca.

Te miro pura y esponjada.

Vas sola y admirada.

Te observo única y soberbia.

Sueño con que tus cristales se licúen y provoquen una romántica caida sobre mi mundo.

Cirro... déjate caer.


Toma el teléfono


Estoy consciente que estoy enloqueciendo, tal vez tú no lo sepas, pero esta es mi forma de notificártelo, me estoy volviendo loco y es tu culpa… y lo mejor de todo es que no me preocupa ni me molesta, me molestaría lo contrario.

La vida se empeña en complicar las cosas para todos y conmigo no ha hecho una excepción, todo este asunto de lo bello, lindo y maravilloso que puede ser una fantasía… esta complicando las cosas… la felicidad es el camino… enfoquémonos en ser felices, en algún momento voltearemos y el camino recorrido habrá sido fantástico.

No me dejes congelar con tu ausencia, ven y quémame dentro de tus pupilas, con la saliva de tu lengua, inmortalízate en mi cerebro, márcame con tus uñas, sueña a mi lado… pero hazlo conmigo, déjame ocupar el lugar de tu orgullo, tíralo a la basura y mírame, apodérate del cuerpo mío que esta únicamente a tu merced y voluntad… pero hazlo.


Despierta

Los antiguos me dicen que estás cerca. De frente el Sol deslumbra y hay que mirar con la mente. El origen de las dudas se encuentra en las víceras. La consciencia retumba como los tambores que giran lentamente al mismo ritmo que la experiencia va creando la curva de tus ojeras.

El exceso de tus dioses logró que los pecados que no has logrado, sean asignados a la parte que más disfrutas de tus días. No permitas que las falsas ilusiones mermen el equilibrio que has dominado y lucha para que las fracturas de los huesos se reparen con alegrías.

Sueña y disuelve en una copa de vino tinto tus problemas. Despierta sobrio y déja las tonterías para los cerdos que se aparean con las ratas.

No es únicamente un día el que tienes por vivir hoy... desde ayer andas viviendo el resto de tu vida y deberías poder estar orgulloso de caminar y ver al frente o arriba. No hay nadie más interesado en tu vida que tú... podría babear letras y formar versos para convencerte de lo contrario, pero créeme que más allá de todo es solo tu bienestar el que queda encima.

La existencia de un demente afrodisiaco

El hilo de la vida debería de ser de plata, de ese modo no habrá modo de reventarlo, el viento congelaría su espíritu al pasar, reforzaría el interior mientras el exterior brilla aparentemente. La ausencia del calor irónicamente fortalece el sentimiento... una escalada de notas melancólicas que retumban en el cuerpo del instrumento hueco del corazón.

A lo lejos un sentimiento aúlla, comunica desde el fondo de sus pulmones con un llanto desgarrante que la soledad quiebra su paciencia, ha quedado una cicatriz de aquella espina que dañó el corazón. La fiebre ha mermado la razón y provoca una ilusión... crea el fantasma de su presencia y se burla mientras huye regalándole con desprecio su ausencia.

En lo alto de la urbe hay un gigante que tiene en su poder un cofre vacío, ahí guardaba su más grande tesoro... su torpeza le obligó a regalar la llave... su inocencia marcó su destino. El gigante reanuda su rutina que rara vez le pone de frente el motivo de su llanto, es cuando el cielo se compadece de él y hace llover para disimular la tristeza que aqueja la vida de un sensible e inocente señor confiado.

Hay un ángel que guardó silencio cuando tropezó la razón. No realizó movimiento alguno mientras los acordes del violín cruelmente adornaban la caída del imperio que estaba en manos de la razón y pasó a manos del corazón. Una emotiva tragedia que sucede cuando  la paz es desterrada y es bienvenido el capricho del amor.

He tomado tus senos en mis manos, los mudé a la habitación de mi recuerdo y me he encerrado ahí a pensar en la calma del valle de tu piel. Planeo la estrategia que provocará un revuelco con tu aliento acompasado con los movimientos dentro de tu vientre. Las estrellas en tus ojos ocultan el mapa que me guía a tu mente y es mi lengua quien amenaza a la tuya para revelar el secreto que te vuelve demente. El batallón de mis dedos se amotina en tu trasero para ejercer presión a tu voluntad que pende de un hilo. Es mi voz que se expresa quien finalmente logra la victoria y se roba tu suspiro.

Adios amigo


Aquélla plática que quedó pendiente se posterga para cuando te alcance.
Descansa amigo.

Estrella Fugaz


Una vez me atraparon tus ojos,
me perdí en tus labios que reían,
le temí a tus manos que huían
y soñé tu ser inexplorado.

Una vez entré por tus ojos,
probé tus labios que besaban,
tomé tus manos que jugaban
y anhelé tu ser que se asomaba.

Una vez escuché tus ojos,
observé la voz de tus labios,
respeté el espacio de tus manos
y gocé tu ser que empezaba a conocer.

Una vez escapé de tus ojos,
sufrí el discurso de tus labios,
alejé el fuego de tus manos
y me enamoré de tu ser que se desvanecía.

Ésta vez tu mirada no me hipnotiza,
tus palabras no me quitan la calma
y tus manos no me llaman,
es tu ser lo que me deslumbra e inquieta mi alma.

¡Una estrella fugaz!
Cierro los ojos y pido un deseo,
cuando los abra y se haya ido...
espero encontrar lo que tanto anhelo.

Repentina de domingo



Encontré un botón tirado en el suelo, estaba descansando en la tersa textura del fondo de mi alma cuando lo encontré... no sólo dejaste esa parte de tu blusa en mi, dejaste una foto en blanco sobre el buró de mis recuerdos, una peineta rosa en el cajón de los calcetines de mis ganas, demasiados sueños en cada una de las almohadas donde duermen mis anhelos, el sabor de tus labios en los míos, el aroma de tu rostro en mis manos y el sonido de tu risa en lo profundo de mi ser.

Quiero pedirte que te dejes abrazar, que vengas una vez más y de mi mano me acompañes a caminar... pero me arrepiento cuando razono y recuerdo que de cualquier modo, al final del día te vas a retirar.


Pudimos haber sido el amor de nuestras vidas, pero no me atreví a tomar las riendas… no te atreviste a levantar los ojos y cruzar nuestras miradas.

Que tomen nota el Sol, el mar, la Luna y las estrellas... también los ángeles que aprendan:
Somos simples mortales, si quieren perfección, miren a su alrededor... solo Dios es perfecto.

Desvarios desde la noche

La verdad es que deberíamos medir el tiempo con suspiros, la vida con anécdotas, las noches con estrellas, las canciones con sonrisas, las tristezas con lágrimas.

A veces me pongo a pensar que las nubes no están llenas de agua, tanto como los ojos no contienen lágrimas. Son perlas dulces y saladas, valiosas para quienes las necesitan y altamente despreciadas por quienes están hartos.

Nada puede evitar que la devaluación del alma se dé de vez en cuando. A veces cuando bajamos a bañarnos al río, la corriente nos regala su sonido, nos refresca el frío y mientras con tu mirada me fortalezco... río.

Desde que la guitarra del abuelo se fue, se rompieron sus cuerdas, se la llevó olvido; se ha regalado un tesoro, la que de rimas y melodías era nido.

Y ahora es la flauta quien suspira y provoca melodías internas que renuevan las paredes externas del cuerpo, así el interior obscuro de noche brilla.

Eres una poesía, donde encuentro las ganas de llorar o decir te quiero, eres la rima que desnuda fragmentos textuales y te cuenta lo que quiero. Una poesía de palabras forzadas solo pide un beso... mi poesía sin sentido llena de desvarío solo intenta expresar que es a ti a quien quiero.

Erizas mi piel, dilatas mis pupilas, aceleras mi pulso... remojo mis labios y sudan mis manos; eres la extraña musa que no imaginaba... eres musa de lo confuso, me robas la seguridad y se me queda todo inconcluso. Sin duda llegará el momento que despierte... y te vea a los ojos... y suspire una vez más como en mis sueños.

Me estas robando los sueños, me estas volviendo loco.

Nice gato

¡Ah si! estas cosas me hacen sonreir.


Un día como hoy

Desde la incertidumbre del fondo del bosque vislumbré una luz. Luché una batalla feroz con los demonios que desgarraban mi piel. La saliva de los mosquitos y el follaje de los árboles desgastaban mi inspiración. Recorrí kilómetros en la misma dirección, goteando sangre cada diez pasos. A veces las perlas que escapaban de mis ojos sanaban las llagas del alma.

Hubo un momento en que tuve que arrastrar mi propio cuerpo, no tenía ya ni fuerzas para caminar, las impurezas del camino dañaron tanto la vestimenta hasta que quedé desnudo.

Aprendí que si no es por gusto, a la fuerza la vida te lleva. Sigilosa y cotidianamente las alas en que vas montado planean hacia un horizonte al que deberías haber llegado a pie… y ahora llegarás precipitado.

A pesar de que la dicha es abrumadora, es casual y temporal.

La energía de tu alma puede lograr demasiadas cosas, únete al flujo del universo y entenderás que la miel de los cuerpos es la sangre que fluye en el corazón, que busca el equilibrio que nos permite ver… hay que aprender a ver y sentir.

Entiéndelo, aún no has muerto, ni siquiera has estado cerca, cada vez que piensas que lo haces, únicamente despiertas más.

¿Porqué existimos?

Podríamos preguntárselo a Dios cuando hayamos muerto y estemos en el edén.

Según la ciencia existimos debido a que la inestabilidad de un par de elementos provocó la propagación de partículas, protones, electrones y demás fracciones de materia se expandieran en un espacio infinito.

Algunos compositores aseguran que existimos únicamente en el cerebro disecado de un mono que esta guardado en el laboratorio de un científico loco.

Según Alonso porque si no existiéramos daría lo mismo, es decir, somos una casualidad o coincidencia. Tenemos la fortuna de ser testigos de la existencia de un infinito cumulo de materia y la oportunidad de contarlo si es que hay a quien contarlo.

Porque gracias a que existimos, existe el sexo.

Por el mero placer de existir.

Interrogatorio

En esta insoportable levedad de mi ser, se entre ve una silueta tuya.

Yo que conocí tu ser, tu carne, tu vida, tu espacio... ahora sólo escucho el eco de tu voz que resuena y retumba como campanas que llaman a misa dentro de mi cabeza cada domingo a la hora de dormir.

Y las dudas me asaltan:
¿a dónde se va a llegar así?
¿cuál es la finalidad?
¿qué otra realidad será suficiente?
¿el pasado me permitirá mentirle al futuro?
¿habrá que ser lo que no soy?

¿Quién iba a pensar que ver salir el Sol se volvería un largo suspiro mientras se espera la llegada de la noche con su Luna?

¿qué tal que al cortar una llamada, jamás vuelve a entrar otra?

Han sido muchos kilómetros ya recorridos, muchos a lado de la niña de mis ojos que no sé más dónde está. La voz sigue recorriendo kilómetros dentro de ese autobús. ¿Cuál es la estación destino?

De entrar nuevamente en la carrera, ¿sería capaz de pisar el freno de ser necesario?, de ser posible aunque no lo mejor ¿llegaría hasta la meta?

Hace unos años encontraron otro planeta en el Sistema Solar mientras degradaban a Pluton a planetoide. ¿Habrá vida en otros lados?

Canta el ruiseñor

Siempre he tenido ganas de cantar, pero estoy consiente de que no es mi fuerte Y POR MUCHO, y si los grandes tienen errores, no quiero imaginar cómo se escucharían mis Herrores.



Diferencias culturales

En enero de 2006 un equipo de la empresa japonesa Toyota había dado el último toque al híbrido que habrían de llevar a una exposición internacional.

Todos estaban felices por haber terminado a tiempo, prepararon lo necesario para la presentación oficial del auto y ya tenían las maletas listas para dirigirse a los Estados Unidos. Sin embargo, un día antes del viaje, el ingeniero que había dirigido el proyecto fue hallado sin vida en su casa.

Según las investigaciones pertinentes, la muerte se debió a exceso de trabajo o karoshi. Este fenómeno laboral es conocido en el Japón desde la década de los 70. La competencia a que están expuestos ejecutivos y obreros hace que trabajen 60 horas semanales en promedio.

Las estadísticas oficiales del gobierno indican que hasta la fecha cientos de empleados han muerto por no destinar suficiente tiempo al ocio.

De acuerdo con los reportes, el ingeniero, de 45 años, había realizado labores excesivas. Durante los 60 días anteriores a su muerte había acumulado 80 horas de trabajo extra por mes dedicando noches y fines de semana al proyecto. El resultado fue que física y mentalmente ya no resistió y, dicho de manera literal, murió en el cumplimiento de su deber.

Al analizar las evidencias presentadas, un juez determinó que éste es un caso de karoshi. Para reparar los daños, Toyota prometió monitorear la salud de sus empleados y envió condolencias a los deudos, quienes recibirán compensaciones económicas de la compañía y del gobierno.


Y aquí en México lo que hace falta es trabajo.

Copy & Paste

Mucho se ha dicho (o al menos las voces de mi cabeza han retomado esa charla varias veces) que la escuela no es lo mismo ahora que antes; en los días de antaño, nos teníamos que sentar a abrir las enciclopedias y transcribir a mano la información que nos pedían los profesores. Luego hubo una pequeña evolución y al menos yo copiaba lo que venía en Encarta, lo transcribía en Word, le ponía nombre y a imprimir.

En la actualidad bastan 10 pesos para 1 hora de internet en cualquier cybercafé y te metes a Google o Wikipedia, entras 2 o 3 palabras clave respecto a tu tarea y voila, haces un copy & paste de lo que más te agrade y a imprimir sin necesidad de leer.

Los profesores ahora ya aceptan links como fuentes de referencia.

Me he topado con profesores en la carrera que dicen que los diseñadores ya no tenemos creatividad y copiamos mucho de lo que encontramos en internet.

No es completamente cierto, se llaman INFLUENCIAS. Ha habido a lo largo de la historia varias tendencias, modas, épocas y estilos que nos marcan... no sólo en el diseño, hasta en la música sucede. Pero bueno, no estoy para explicarles eso, si los profesores no entienden eso están en el hoyo.

Hay ocasiones en que sí se hace copy & paste en algunas cosas y pues ni modo, ya es bronca de quien lo hace.

No es el hilo negro pero... encontré evidencia de que no es algo actual, eso ha sucedido desde hace mucho y hasta los grandes lo hacen.

Ya para pararle al rollo :