Tu ausencia irreal

Imaginare que estamos en otro mundo, uno más grande que el nuestro, donde la fuerza de atracción es más fuerte que aquí, donde te gusto todavía más, donde aunque parezca imposible, muero aún más por ti.

Cambiaré las reglas aún más: ese mundo es más grande y existe una población más grande… la posibilidad de volvernos a encontrar era más pequeña… y aún así lo hicimos. Me paro frente a ti, estas junto a mi y pareciera que ese mundo imaginario está entre nosotros al darnos la vuelta y decir "hasta luego".

Quiero aprender a viajar a hipervelocidad y reducir tantos años luz. Quiero aprender a bailar y poder danzar hasta un blues. Quiero tomar tu mano y besar tus labios y hacerte el amor.

¿Qué tal que despiertas y me miras? mira, esto se llama sonrisa.

¿Y si reinventamos los parámetros de la felicidad y la volvemos más fácil?

Pero esta vez cuando me sonrías... hazlo sintiéndolo de verdad.

1 comentarios:

Fabiola Avalos dijo...

La felicidad fácil es un sueño por construir cada día...

Soy nueva en esto, ha cambiado demasiado en año y medio. ¿Me ayudas?

ñ.ñ