Querido Diario :

He estado un poco ocupado, no creas que te he tratado de evitar (vamos!) cómo crees que podría querer algo así, tú sabes lo unidos que hemos sido tú y yo, todos esos días que hemos pasado juntos... en fin.

Muchas veces quise venir a escribirte tantas y tantas cosas que me han pasado, sabes? acabo de leer la última página que te escribí... rayos! ya hace mucho tiempo que no nos veíamos. Lamento haber preferido dormir que escribirte tantas veces que te vi ahí, cerrado y anhelando actualizarte. Tal vez debí tratarte mejor, pues ese es tu propósito, saber de mí. Tal vez te preocupas, tal vez en realidad eres más que hojas esperando a ser llenadas con tantas y tantas cosas. Tanta belleza que me sucede a diario... sabes? hoy vi a medias un amanecer... los tintes contrastantes del cielo con la luz del sol pintándose en las nubes, ambos luchando por prevalecer, ya sabemos que quien siempre gana es el azul del cielo, pero sabemos también que ese azul lo vemos por la luz del sol... (confuso ¿no?).

En la noche, he paseado incontables veces viendo también cómo es que aún el sol sigue ganando... pues el cielo se empeña en ganar con su negro, pero el sol le da esa belleza con sus pequeñas pecas blancas. Ciclos... noche y día... siempre se acaban y vuelven a empezar. No importa, siempre que sé de ellos, es porque estoy en ellos.

Es injusto, el último segundo se lleva todo el crédito, cuando fueron los demás quienes dieron oportunidad a éste de existir. Es injusto que lo nombren "último" porque no es la superficie lo que importa, es lo intermedio, la esencia... de lo que esta hecho cada cosa.

Deseos... cada noche sería tedioso, cada semana... cada momento. Este límite creo que esta bien, aunque me lleva a pensar que es injusto.

Dicen que nada parece más vivo que cuando esta a punto de morir... o que uno no sabe qué es vivir hasta que esta a punto de fallecer.

Demos otro paso juntos. Sigamos respirando. Hay que parpadear de nuevo.

La meta son 31536000 nuevos pensamientos como mínimo. Esperemos al recuento y triunfemos.

Felicidades. Mi más grande aprecio... y gratitud (a tí que estas leyendo).

1 comentarios:

Black Night dijo...

There are no last seconds, not even for dead people. In fact, the time does not exist, it is something subjective with which we use to measure our actions, our histories.

But, if you believe there exists a last second, go ahead. Hopefully you can enjoy it to the maximum.